¿Conoces la expresión "dale la vuelta"?

¿Cuántas veces la has escuchado?, ¿en qué contexto?, ¿cuántas vueltas le diste?, ¿la vuelta era en qué sentido?, ¿lograste darle la vuelta?, ¿volviste a darle la vuelta?, y nos perdimos un poco ¿no?

Algunos experimentan esta pregunta y muchas veces no se tiene claro el sentido de aquella enigmática frase. Esta referencia me ha rondado mucho en la cabeza y cada experiencia me ha dado la oportunidad de entender esta sencilla y compleja expresión. Consultando con amigos, conocidos y profesionales, he investigado como esta definición puede afectar el sentido de las decisiones o caminos que hemos tomado en diferentes ámbitos profesionales.

Hasta este momento, esta frase solo convierte nuestro trabajo en una bola de nieve que va creciendo entre más le “demos la vuelta”, pero tranquilos que vamos a darle un sentido de dirección a esta compleja pero muy utilizada frase.

En el campo específico de las experiencias de usuario, donde se involucran las emociones y sentidos al 100% buscamos tener una guía, una directriz o un horizonte para continuar el camino y llegar de manera eficiente a la meta. Es por ello que continuamente buscamos que nuestros compañeros, jefes o stakeholders nos brinden un feedback efectivo de hacia donde dirigir nuestros esfuerzos y actividades, pero si ellos nos dicen ¡Dale la vuelta! ¿Qué hago?

Muchas veces solucionar este complejo acertijo puede llevarse a cabo de una manera rápida, esto dependerá de si contamos con la suficiente experiencia en el tema o de si nuestros líderes tienen definido el sentido al que les gustaría apuntar. Con esta directriz podremos alinear nuestros esfuerzos y avanzar con mayor eficiencia hacia el cumplimiento efectivo del objetivo.

Otro punto importante es tener la claridad y la seguridad del rumbo que queremos tomar, mediante la práctica o la experiencia previa podremos brindarle nuevas perspectivas a nuestros proyectos.

Un plus que será de gran importancia a la hora de “darle la vuelta” a lo que desarrollamos es contar con comunicación concisa y directa con cada una de las personas involucradas, eso permitirá estandarizar las expectativas y focalizar los esfuerzos en los objetivos comunes. 

Ten en cuenta que el conocimiento es como una red de seguridad, entre más datos o “puntos de anclaje” tengamos mejores resultados podremos generar.

Y tú, ¿estás listo para darle la vuelta a tus proyectos?

..
..
Sobre el autor: Andrés Cortés es un destacado UX designer del equipo de Ki Technologies. Su gran expertise en el mundo digital le ha permitido destacar en diferentes proyectos a nivel Latam. 

Compartir

También te puede interesar

¡Contáctanos!

Nosotros nos encargaremos de darte una Total Experience desde el primer contacto.

¡Transformemos juntos!

4 + 10 =