Según el III Estudio Nacional de la Discapacidad (ENDISC) de 2022, el 17,6% de la población adulta chilena tiene algún tipo de discapacidad, es decir, 2.703.893 personas; y a nivel mundial, según el Banco Mundial, es el 15%, es decir 1.000 millones de personas. 

La Fundación Adecco clasifica estas discapacidades en diferentes categorías y niveles: 

Discapacidad física: Aquella que produce una disfunción en la ejecución de movimientos, por alguna deficiencia en el aparato locomotor. Igualmente, se considera discapacidad física a las afecciones de la estructura y funcionamiento de los órganos internos. 

Discapacidad mental o psicosocial: No se debe confundir con la discapacidad intelectual. Es aquella que tiene factores bioquímicos y/o genéticos y que se deriva de alguna enfermedad mental. Esta se convierte en una condición de vida, afectando la forma de pensar, los sentimientos, el lenguaje, el humor, la habilidad de relacionarse con otros y el funcionamiento diario de una persona. 

Discapacidad intelectual o cognitiva: Es una anomalía en el proceso de aprendizaje y se deriva de un crecimiento mental tardío, es decir, la adquisición lenta y/o incompleta de las habilidades intelectuales. 

Discapacidad sensorial: Esta se produce a raíz de un déficit en alguno de los sentidos, los más comunes son la visión y la audición, sin embargo, los demás sentidos también pueden presentar déficits. 

Hay que tener en cuenta que estas discapacidades pueden ser parciales o totales, y además, no siempre son permanentes, también incluso pueden ser temporales o situacionales. Esta consideración es muy importante tenerla en cuenta al momento de diseñar y desarrollar productos y servicios digitales, pues aumenta el espectro de las situaciones que hay que cubrir para que el mayor número posible de personas pueda acceder de una forma fácil e intuitiva.

 

Teniendo esto en cuenta, es necesario también alinear los diseños y desarrollos con los estándares de accesibilidad. El más utilizado en el mundo es el 

WCAG (Web Content Accessibility Guidelines) de W3C (World Wide Web Consortium), la principal organización de estándares internacionales sin ánimo de lucro.

Este estándar se divide en cuatro principios de diseño, los cuales al mismo tiempo se desglosan en pautas que proporcionan la explicación y el marco general para la implementación de mejores técnicas y procesos:

..

  • Principio 1 - Perceptible: La información que se presenta debe tener sentido y debe ser presentada de una manera en la que cualquier persona usuaria la pueda entender.
    ..

    • Texto alternativo: Descripción de los contenidos no textuales.

    • Contenido multimedia dependiente del tiempo: Alternativas sincronizadas con el contenido multimedia, para que este sea perceptible para todas las personas.

    • Adaptable: Contenido que pueda ser presentado en diferentes formatos y no pierda información ni estructura.  

    • Distinguible: Diferencia visual y gráfica del contenido entre sí, en cuanto a su arquitectura, estructura, importancia, etc. 

    ..

  • Principio 2 - Operable: Una persona usuaria debe poder navegar por los componentes y las pantallas fácilmente.
    ..

    • Teclado accesible: Control de la navegación desde el teclado. 

    • Tiempo suficiente: Tiempo adecuado para que la persona usuaria pueda interactuar con el contenido. 

    • Ataques epilépticos: Diseño de contenidos sin intermitencias o efectos estrambóticos, sin cambios rápidos de contenido, con trazos claros y sencillos y cuidando mucho el color. 

    • Navegación: Interacción intuitiva y ayuda para la búsqueda de contenidos y encontrabilidad de los mismos. 

    • Modalidades de entrada: Opciones para acceder a las funcionalidades, además de las del teclado. 
      ..

  • Principio 3 - Comprensible: Todos los elementos deben ser entendidos por cualquier persona.
    .

    • Legible: Texto legible y comprensible.

    • Predecible: Funcionalidades que pueden ser previstas. 

    • Asistencia a la entrada de datos: Ayudas para evitar y corregir errores. 
      ..

  • Principio 4 - Robusto: El contenido del sitio debe ser interpretado por cualquier tipo de tecnología y persona usuaria.

    • Compatible: Contenidos, componentes e interacciones compatibles con tecnologías asistidas. 
      ..

Finalmente, estos principios y pautas se califican con base en 3 niveles de conformidad: el menos estricto (A), el medianamente estricto (AA) y el más estricto (AAA). Con base en estos niveles podemos empezar a caminar en el mundo de la accesibilidad. Puede parecer un desafío inmenso, pero empezando desde lo mínimo, sentaremos las bases para desarrollar flujos de trabajo en los que la accesibilidad haga parte del road map desde el principio.
..

¡No podemos permitirnos dejar por fuera de la digitalización al 15% de la población!
..
..

Sobre la autora: Natalia Isaza es una reconocida UX Content Designer del equipo de Ki Technologies, con experiencia en equipos ágiles del sector financiero. Una enamorada del lenguaje y del gran impacto que este genera en la cotidianidad de las personas. 

Compartir

También te puede interesar

¡Contáctanos!

Nosotros nos encargaremos de darte una Total Experience desde el primer contacto.

¡Transformemos juntos!

6 + 7 =